domingo, 5 de mayo de 2013

on

Dada la gran cantidad de tipos y calidades de mallas existentes, es importante la elección correcta de éstas para conseguir buenas estampaciones.

Para la correcta selección de la malla, se han de tener en cuenta fundamentalmente dos consideraciones:


  1. El depósito de tinta
  2. La imagen a reproducir

Según el depósito de tinta

La densidad de las mallas tiene una relación directa sobre el depósito de tinta. Para conseguir depósitos elevados, se deberá seleccionar un grado de densidad HD y número de hilos 100 o inferior.
Para imprimir con tintas textiles con partículas de pigmentos gruesos, son necesarias también mallas de baja densidad (40 T a 77 T).
Si por el contrario lo que deseamos es un depósito de tinta fino o reproducción de colores translúcidos, utilizaremos los tipos de malla ligera (S) y con número de hilos 120 ó superiores.

Según la imagen a reproducir

Es el segundo factor que influye en la elección de la malla, dependiendo de las cualidades del cliché.
Para clichés de trama o trazos finos conviene elegir mallas de 100 hilos/cm. o superiores y densidad T.
Como regla general se debe tener en cuenta lo siguiente: el diámetro del hilo no debe ser mayor que el punto más pequeño de la trama a reproducir pues puede que la dimensión del hilo coincida con la del punto quedando éste superpuesto y por consiguiente bloqueado produciendo entonces fallos en la reproducción de tramas finas.

Vamos a enumerar a continuación los tipos de malla mas frecuentemente usados en serigrafía.


  • Mallas de poliamida (nylon)
  • Mallas de poliéster
  • Poliéster metalizado
  • Mallas antiestáticas
  • Mallas calandradas
  • Mallas de acero inoxidable
  • Mallas de poliéster de alta tensión (high tech)

0 comentarios: