lunes, 6 de mayo de 2013

on

Atenerse a las instrucciones del proveedor del material fotográfico.
Las lámparas de copiado deben tener la máxima capacidad de rayos en el espectro entre aprox. 360 a 420 milimicrones (luz ultravioleta, violeta hasta azul).
La mayor sensibilidad de películas de pantalla y emulsiones Diazo está en la gama de los 380 a 400 milimicrones.

Las fuentes adecuadas de luz son:

  • Lámparas de halogenuro metálico.
  • Lámparas de vapor de mercurio.
  • Lámparas de mercurio de alta presión.
  • Lámparas de halógeno de mercurio.
  • Lámparas fluorescentes superactínicas.

Aunque las lámparas de Xenón se apliquen en offset, su gama espectral no alcanza para la impresión serigráfica.
Para una reproducción muy exacta se recomienda una luz concentrada de punto.
Cuando se copian líneas finas o registros se puede usar también luz de tubos. Si los tubos están ubicados uno al lado del otro, la distancia entre ellos no debe ser mayor que la distancia a la pantalla.
Cuanto mayor sea la superficie a exponer tanto más fuerte debe ser la fuente de luz.
La distancia entre la luz concentrada de punto y el marco de copiado tiene que ser como mínimo igual a la diagonal de la superficie a exponer y también por lo menos 1 ½ veces la diagonal de la imagen. El ángulo de inclinación del cono de luz no debe sobrepasar en ningún caso los 60º.
Cálculo de tiempo de exposición

La intensidad del efecto luminoso disminuye en relación de potencia cuadrada al aumento de la distancia de la lámpara a la copia. Por eso al aumentar la distancia, el tiempo de exposición debe ser prolongado en relación de potencia cuadrada al factor de este aumento.

Ejemplo:

nueva distancia = 150 cm
distancia anterior = 100 cm
Tiempo de exposición hasta ahora: 1 minuto = 60 segundos
150 / 100 = 1,5 este factor de aumento al cuadrado, o sea, 1,5 x 1,5 = 2,25
El tiempo de exposición se debe prolongar, por lo tanto, 2,25 veces. El ejemplo superior resulta: 60 seg. x 2,25 = 135 seg. = 2 min. 15 seg.
Queremos recordar aquí que los tejidos teñidos y metalizados requieren tiempos de exposición más largos que los tejidos blancos.
Las pruebas con exposición gradual son inevitables.
Recomendamos un dispositivo dosificador de luz por los siguientes motivos:
  • Para compensar la intensidad de luz en las diferentes distancias.
  • Para compensar la reducción de la intensidad de la luz proveniente del envejecimiento de la lámpara.

0 comentarios: