lunes, 6 de mayo de 2013

on
El resultado de la impresión se ve influido durante el proceso por diversos factores, por citar solo algunos:
  • Factores personales: Actitud y formación del impresor.
  • Forma de construcción de la máquina de imprimir: modelo pesado y preciso o ligero; estabilidad de la mesa de impresión, clase de ajuste de registro, guiado de la rasqueta.
  • Disposición de la forma de impresión, en especial la tensión del tejido.
  • Dureza de rasqueta elegida, cuidado empleado en la realización del afilado de la rasqueta, ajuste del ángulo de la rasqueta, de la presión de la rasqueta y de la velocidad de la rasqueta.
  • Ajuste del salto (distancia entre tamiz de impresión y material a imprimir).
  • Ajuste de la altura y el momento del movimiento del alzamiento.
  • Asiento del material a imprimir.

Con vista a las interacciones mutuas de los factores arriba citados es recomendable, en la medida en que lo permitan los modelos a imprimir, clasificar las formas de impresión en unas pocas dimensiones normalizadas. También se deberían clasificar las muestras de serigrafía, en cuanto a una penetración de tinta más o menos intensa.
Si se trata de recoger sistemáticamente experiencias, se deberán observar entre otras las siguientes reglas fundamentales:
  • Limitar en lo posible la multitud de cometidos, es decir, conformarse en un principio con pocas muestras de impresión similares.
  • En las pruebas de impresión, modificar cada vez un único factor, y no corregir nunca dos o más ajustes.


0 comentarios: